Desayuno/ Sano

Overnight Oat de Plátano y Arándanos

¿Desayunos con estilo? Overnight Oats.

Quizás no sepas solo con el nombre que son los Overnight Oat, pero estoy segura de que estás harto de ver esta receta por todas partes.

Overnight Oat significa literalmente avena de un día para otro. La copos de avena son unos cereales integrales que se dejan en remojo durante varias horas para que así puedan absorber los diferentes ingredientes con los que lo mezclaremos y aumentar su tamaño. La mezcla más común es la de avena con yogur y leche a partes iguales.

Se suelen preparar por las noches para al día siguiente desayunarlos. De forma que la avena pueda absorber la leche y el yogur durante al menos 8 horas.

La avena tiene incontables beneficios como la mejora de la piel, fortalecimiento del cabello, disminución del colesterol, protege al intestino y te ayudará a conciliar un sueño más reparador… Además, regulará tu metabolismo, adelgazando si te sobran unos kilos o, por el contrario, engordardando si los necesitas.

Son un gran aporte energético por lo que se suelen tomar en el desayuno, aunque cada vez es más habitual tomarlos como cena. Puedes comerlos calientes o fríos.

Lo bueno de esta receta es que se puede mezclar con cualquier tipo de fruta. Además podrás añadir miel, frutos secos o distintas variedades de leche como la de soja o la de almendra. Yo me he decantado por hacerla con arándanos y plátano, pero vosotros podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación.

¿Y a ti, cómo te gustaría prepararla?

Blueberry & Banana Overnight Oat

Imprime la receta
Raciones: 1 Tiempo de cocinado: 15min

Ingredientes

  • 1/2 taza de leche desnatada
  • 1/4 de taza de yogur natural desnatado
  • 3 0 4 cucharas de copos de avena
  • 125 gramos de arándanos
  • 1 plátano
  • Nata montada (opcional)

Instrucciones

1

Batimos en un recipiente unos 120 gramos de arándanos con un chorro de leche desnatada hasta que quede una mezcla bien cremosa.

2

En otro bol ponemos media taza de leche desnatado, 1/4 de yogur y 3 o 4 cucharadas de avena, y medio plátano aplastado.

3

Lo mezclamos todo bien y echamos una primera capa de avena en un tarro que se pueda cerrar.

4

Aprovechamos el plátano restante, lo cortamos en rodajas y lo usamos a modo de decoración pegándolo en el cristal.

5

Finalmente añadimos una segunda capa de arándanos, cerramos la tapa y dejamos reposar al menos durante 8 horas.

6

Al día siguiente solo tendremos que añadir si queremos un poco de nata montada y el resto de arándanos para decorar.

7

*Si vas a añadir frutos secos no lo hagas hasta que te lo vayas a comer ya que sino se quedarán blandos.

Notas

En total tendremos unas 300 calorías puesto que hemos usado leche desnatada y yogur 0%. Esta cantidad de caloría es perfecta para un desayuno completo lleno de vitaminas y energía para aguantar el día. Si aún así se quiere hacer más ligero, podemos eliminar la nata montada y cambiar el plátano por alguna fruta más baja en calorías como por ejemplo las frambuesas, la manzana, la fresa etc.

Es muy importante que dejemos la avena reposar varias horas ya que sino se quedará dura. Si no tiene demasiado tiempo, puedes hacer varias raciones de una vez e ir guardándolas en diferentes tarros.

You Might Also Like

Sin comentarios

Deja un comentario