Explorando Tag:

salmon

Carnes & Pescados

Salmón al curry con espárragos trigueros

¡Hoy la cosa va de pescados!

Si no eres un gran amante del pescado es porque no lo has probado bien hecho o condimentado con algún tipo de salsa o especia. Yo he optado por hacer un delicioso Salmón al Curry acompañado de espárragos trigueros. Pero tu puedes echarle imaginación y atreverte con algo nuevo como por ejemplo prepararlo al limón o a la mostaza, incluso añadirle queso derretido por encima. Además, si no te gustan los espárragos, puedes acompañarlo con una ensalada de aguacate y tomate o con unas gambas a la plancha

El pescado es una fuente de proteínas y nutrientes esenciales para una vida saludable. Sin embargo, no todos son iguales ni aportan lo mismo. A pesar de que necesitamos los 3 tipos, hay algunos que son más recomendados para una situación u otra.

La principal diferencia entre pescados blancos y azules es su aporte calórico determinado por su contenido en ácidos grasos, así como la cantidad de nutrientes que nos aporta.

El pescado blanco es el que menos calorías nos aporta debido a su bajo contenido en grasas (1-3%). El azul, en cambio, posee entre un 8% y un 15% de ácidos grasos. Esto se debe a que este tipo de peces necesitan acumular más grasas para así poder obtener más energía ya que suelen ser más activos y viven en agua muy frías y superficiales. No obstante, a pesar de aportarnos más calorías, también nos proporciona una cantidad mayor de ácidos grasos esenciales como el omega 3, así como diversos minerales entre los que encontramos el yodo, el hierro, calcio, fósforo, etc.

Ambos tipos de pescado son necesarios si queremos llevar a cabo un estilo de vida saludable. Si bien es cierto que si estamos intentando bajar de peso lo ideal sería limitar el pescado azul a una vez (máximos dos) a la semana y a ser posible comerlo en almuerzo.

Existen muchas variedades dentro de cada especie. En los pescados blancos encontramos la merluza, el gallo, el rape, el bacalao, el lenguado, la pescadilla… En azules destacan el atún, el salmón, la sardina, trucha… Para diferenciarlos puede fijarte en la forma de su cola, los azules la tienen en forma de flecha y la de los blancos es recta o redondeada.

Entre medias de los dos anteriores encontramos el pescado semigraso. Como tal no existen pescados semigrasos sino que dependiendo de la época, un pescado azul o blanco se puede convertir en semigrasos debido a la reducción o aumento de su actividad. Tienen un nivel de grasa de entre un 2’5% y un 6% de grasa y dentro de estos encontramos la lubina, la dorada, el besugo, la anguila, etc.

Ahora que ya sabemos la gran cantidad de beneficios que nos aporta el salmón, ¡manos a la obra! Y, para ello, te dejo con el mejor ritmo.


 

Continuar leyendo…