Recetas/ Sano

Pizza con base de coliflor y mozarella

Teminaron la navidades y empieza un nuevo año. Te has propuesto, como no, comer más saludable, pero se te está haciendo cuesta arriba. Tienes antojo de pizza pero no quieres que eso implique comer calorías de más ya que te estás intentando cuidar.

No hay problema, ¡hazte una pizza con base de coliflor!

Se que no suena muy bien pero creedme, está muy buena. Yo y la coliflor la verdad es que no nos llevamos muy bien ya que no es un sabor que me haga mucha gracia . Pero este caso es diferente, os lo digo de verdad. En esta receta la coliflor sobre todo es usada para dar textura a la falsa masa de pizza. Al mezclarla con el queso y el huevo, su sabor se vuelve mucho más suave, y si encima le añadimos el tomate y el queso por encima propios de una pizza, su sabor se camuflara todavía mucho más.

Así que, no digas más y solo pruébala. Yo desde que la he descubierto, me he propuesto comer pizza al menos una vez a la semana que con esto de querer cuidarse ya la estaba empezando a echar demasiado de menos. Además puedes ir innovando y cambiándole los ingredientes que lleve por encima. Yo he apostado por lo básico: tomate, queso, champiñones y rúcula, pero qué tal si usamos pollo y piña o queso de de cabra y cebolla caramelizada para la próxima vez.

Si aún así no te convence la idea porque no soportas la coliflor de ninguna forma, también existen otros ingredientes con los que podemos crear masas de pizza. Ya sea coliflor, calabacín, zanahoria o incluso quinoa o patata. Por si os interesa, os voy a dejar aquí algunas ideas para hacer masas de pizza sin harina. Mi intención es probarlas todas, así que ya os iré contando.

 

Pizza con base de coliflor de mozarella, rúcula y tomate cherry.

Imprime la receta
Raciones: 1 Tiempo de cocinado: 45 minutos

Ingredientes

  • 1 coliflor pequeña
  • 1 huevo
  • Queso rallado. Yo he elegido mozzarella.
  • Tomate natural triturado.
  • Tomate cherry.
  • Champiñones.
  • Rúcula
  • Pimienta.
  • Aceite
  • Sal.

Instrucciones

1

Precalentamos el horno a 180 grados.

2

Con la ayuda de un rallador (o de una picadura) rallamos los tallos de coliflor hasta conseguir una textura granulada fina.

3

Cuando la tengamos lista, la metemos al microondas a máxima potencia unos 8 minutos.

4

Una vez caliente, le añadimos un huevo, un puñadito de queso y salpimentamos al gusto.

5

Lo mezclamos todo bien hasta que el queso se derrita y quede todo bien integrado.

6

Depositamos la mezcla en una bandeja apta para horno forrada de papel para horno untado ligeramente con un poco de aceite en spray.

7

Esparcimos la mezcla con ayuda de una cuchara dibujando la forma que queramos, ya sea cuadrada o redonda.

8

Metemos 20 min la masa al horno a una temperatura de unos 180 grados.

9

Una vez este lista, la sacamos del horno y le esparcimos por encima una capa de tomate natural triturado y otra de queso rallado al gusto.

10

Le ponemos las rodajas de champiñones junto a los tomates cherry partidos por la mitad.

11

Volvemos a meter la masa al horno unos 5 minutos para que el queso se derrita

12

Por último, añadimos las hojas frescas de rúcula y esparcimos un chorritoo de aceite en spray por encima

Notas

La pizza entera tendrá como mucho unas 450 calorías. Esto dependerá de la cantidad de queso rallado y aceite que añadas.

You Might Also Like

Sin comentarios

Deja un comentario

cinco − 1 =